lunes, 23 de marzo de 2015

Libro invitado: Quién soy (Bombara-Singer / Rivera-Wernicke / Andruetto-Istvansch / Mendez-Bernasconi)

De la biblioteca de Bárbara Couto: ¿Quién soy? Relatos sobre identidad, nietos y reencuentros. Textos: Paula Bombara, Iris Rivera, María Teresa Andruetto, Mario Méndez. Ilustraciones: Irene Singer, María Wernicke, Istvansch, Pablo Bernasconi. Calibroscopio, Buenos Aires, 2013. (24 fotos tomadas por Bárbara.)


























"Salió ¿Quién soy? y lo vi por las redes, leí reseñas, y un día lo tuve en mis manos en una bellísima librería de Córdoba, en la zona del paseo. Sabía de qué se trataba. Me parecía fuerte y un libro necesario. Leí la historieta de la primera página del cuento de Paula Bombara e Irene Singer, ese de 'Manuel no es Superman'. Entré en el juego de Superman y su historia familiar, sus poderes, su fuerza, su familia terrícola campesina, una historia que me acompaña, como a tantos, desde la infancia. Y di vuelta la página: 'Bueno, Manuel no es Superman'. Y la ilustración. Una trompada en la base del estómago, de historia nacional, de impotencia, de lucha, de discusiones interminables con gente que dice que hay que dejar la historia atrás y seguir adelante, de historias de familia de amigos y conocidos. Las lágrimas, el nudo en la garganta y los dientes apretados no tardaron en llegar. Me senté y leí el cuento entero, pero esa doble página de 'Bueno, Manuel no es Superman' tiene el efecto de lectura más contundente que he experimentado en casi toda mi vida.
"No pude comprarlo en varios meses. Un día, lo hice. Hacía tiempo que lo miraba en la librería, cuando se vendía la última copia estaba atenta a cuando lo repusieran, hasta ese día, que volví con el libro a casa. Le saqué el film, acaricié la tapa, pasé cuidadosamente cada una de las hojas. Comprobé que el efecto de esa doble página seguía allí, contundente. Y lo dejé sobre la mesa para leerlo esa noche.
"Un par de horas después volví y lo vi. Los primeros trazos de mi hija Ema, también contundentes, en birome azul, dibujaban una guarda en la tapa. Desesperé, pensé cómo limpiar birome de una tapa blanca, lloré (lo confieso). Y me di cuenta que si limpiar los trazos de un hijo significa borrarlos es algo que jamás sería capaz de hacer y en este libro menos que en ninguno. Sus trazos, su historia, mi libro, mi historia, nuestra identidad como mamá, como hija, como familia y nuestras historias contadas desde el primer día y para siempre, están ahí, con nosotros. Amo esos trazos, hacen de este ejemplar de ¿Quién soy? una copia única diferente a todas las demás, ligada para siempre a mi hija y a mí."

1 comentario:


  1. Muy tocante el contenido del libro y la historia que contás.

    Gracias por compartirla

    ResponderEliminar